sexenios panistas heredarán daños arqueológicos


Los sexenios panistas ha dejado al menos 300 inmuebles y 3 mil 14 piezas arqueológicas e históricas afectadas total o parcialmente, denunció la revista Contralínea:

piramide de La Joya

La Joya. Foto: Ancient MesoAmerica News

Se trata de los 722 casos por robo, daño o destrucción del patrimonio arqueológico e histórico de la nación alertados al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) por civiles y autoridades.

A pesar de las cifras, el Intituto sólo ha conseguido que la Procuraduría General de la República (PGR) abriera 481 averiguaciones previas por violaciones a la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, en ese mismo lapso. Las denuncias penales comprometen 4 mil 235 piezas muebles y 106 inmuebles dañados.

 El robo, tráfico de piezas, saqueo, traslado ilegal de pieza, demolición de construcciones originales, daño a petrograbados, afectaciones por maquinaria pesada, destrucción por proyectos carreteros, habitacionales y petroleros, extracciones, pintas con aerosol o trabajos de restauración erróneos son los problemas que aquejan al patrimonio cultural de la nación.

Pemex entre quienes dañan el patrimonio

Contralínea, por medio de una solicitud de información, obtuvo información que apunta a que Pemex es responsable de algunos de los daños a zonas arqueológicas.

Una denuncia registrada en 2009 acredita que el proyecto Aceite Terciario del Golfo abrió una brecha que conduce a una plataforma de Pemex. Ésta pasa supuestamente a sólo 80 metros del sitio arqueológico Vista Hermosa en el municipio de Papantla, Veracruz, cuando el margen mínimo permitido es de 150 metros.

Otra de las denuncias, registrada en ese mismo año, da cuenta de que la paraestatal “proyectaba” construir una plataforma sobre un sitio arqueológico de 13 estructuras en el municipio de Chicontepec, Veracruz.

El INAH  también recibió otra denuncia por la supuesta afectación parcial del sitio arqueológico El Garro, en el municipio de Isla, Veracruz: la compañía de transporte y construcción Trasecol, SA de CV, habría utilizado el área como banco de material.

Además de los daños ocasionados a Vista Hermosa por este proyecto, también conocido como Chicontepec, datos de la Auditoria Superior de la federación revelan que la paraestatal pierde 30 centavos por cada peso invertido en el proyecto. La revista prosigue:

De 2000 a 2011, la delegación veracruzana recibió por lo menos dos denuncias más por el uso de montículos arqueológicos como banco de material. También en 2009, el Centro INAH Veracruz fue notificado de que se llevaban a cabo obras de construcción de maquiladoras que habrían provocado una probable alteración y saqueo de piezas en el sitio arqueológico ubicado en la cabecera municipal de Amatlán de los Reyes.

En 2009 y sin que se especifique si la alerta fue objeto de denuncia penal, se da cuenta del supuesto desmantelamiento de una pirámide de piedra lisa en el predio de Esteban Acosta García, en Misantla, zona arqueológica Paxil, en Veracruz.

Veracruz, Puebla y estado de México con más daños

Contralínea elaboró un comparativo del número de denuncias, y determinó que Veracruz, Puebla y el Estado de México son las entidades con mayor número de ellas:

Con 223 denuncias, el Centro INAH Veracruz se colocó en el primer sitio como la entidad con mayor número de denuncias recibidas durante los sexenios panistas; sin embargo, la delegación estatal únicamente ha denunciado penalmente seis casos.

El siguiente sitio es ocupado por Puebla, con 165 denuncias recibidas e igual número de averiguaciones previas abiertas en la Procuraduría General de la República; el Estado de México con 57 denuncias recibidas y 57 averiguaciones previas se coloca en el tercer sitio. Jalisco, con 47 denuncias y 23 averiguaciones previas, ocupa el cuarto escalón; mientras que Hidalgo, con 41 denuncias y 33 averiguaciones, representa el quinto lugar en el índice de saqueo y destrucción.


Descuido y delincuencia en zonas arqueológicas del Estado de México

Los centros ceremoniales de la zona oriente de la entidad mexiquense se encuentran descuidados, algunos de ellos se han convertido en nidos de delincuentes, lo que ocasiona que sean destruidos y estén en peligro de desaparecer con todo y su riqueza cultural.

Organizaciones civiles y culturales como Opochhuacán, “Tlaloc” y “Chimalhuacán”, entre otras, han denunciado ante autoridades del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), que en municipios de la zona oriente existen vestigios prehispánicos; sin embargo, no ha hecho caso y poco a poco éstos han estado desapareciendo.

El historiador de la zona de los volcanes, José Alberto Zea Domínguez, explicó que en el caso del Centro Ceremonial de Tomacoco, que es una zona precolombina, ahora es presa de la delincuencia, ya que grandes piedras que están bajo relieve se encuentran grafiteadas. Estos grandes basamentos se encuentran en el municipio de Amecameca.

Grafitis en la piramide de Los Reyes La Paz

Zona Arqueológica Los Reyes. Foto: Aline Torres

En la localidad de Atlautla, en la comunidad de Tepecoculco, se localiza un montículo que se han dado a la tarea de saquear lo que fue una pirámide monumental; sin embargo, ni la policía municipal se acerca para cuidar.

La zona arqueológica de Citlalmina, en el municipio de Ixtapaluca, se encuentra abandonada; hace más de 18 años se descubrieron casas y centros piramidales; sin embargo, el INAH no siguió la investigación y hoy es sólo un nido de delincuentes.

En la localidad de Tlalmanalco, vestigios piramidales de las culturas Nonohualca, Teotlixca y Tlacochalca, vecinos denuncian que la piedra la desprenden para utilizarla en la mampostería de sus casas habitación, sin importarles que la identidad y raíces se pierdan, además de que por las noches los jóvenes se drogan y se alcoholizan ahí, sin que los elementos de seguridad pública municipal realice rondines pertinentes.

En el caso del basamento piramidal de Los Reyes La Paz, la intervención que se le hizo careció de los indicadores necesarios para saber cual es la parte original y cual corresponde a los trabajos de reconstrucción. Además presenta un serio deterioro que pone en riesgo toda la estructura.

Mercado negro de la arqueología

En 2011 la delegación INAH radicada en Veracruz recibió una denuncia por un presunto tráfico de piezas. La venta de alrededor de 20 objetos arqueológicos se hacía por catálogo.

Sin embargo, el mercado negro de la arqueología se ha desarrollado  a lo largo de los años, sin que gobiernos locales y federales pongan un alto. Uno de los casos más sonados es el de los murales de Teotihuacán extraídos del sitio por el coleccionista norteamericano Harald Wagner en los años 60. Los más de 70 murales fueron donados al museo De Young de San Francisco, California. Algunos de ellos fueron regresados a México en los años 80.

pieza de los murales de Teotihuacán sustraidos por Hararld Wagner en los años 70

Mural de Teotihuacán sustraido por Harald Wagner. Foto: bookbankusa

Categorías: cultura | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: