Conclusión: Sí los quemaron. La maquina del olvido puesta en marcha. Ayotzinapa


Protesta por normalistas desaparecidos en iguala

27 de enero de 2015. A cuatro meses y un día de la desaparición forzosa de 43 estudiantes de la normal Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero; el gobierno mexicano, en voz del procurador Jesús Murillo Karam, puso en marcha la estrategia encaminada a enterrar en el olvido de la opinión pública a esos 43 jóvenes que tuvieron rostro, padres, amigos, ilusiones, aspiraciones de ser maestros y ganas de superar la marginación en que crecieron.

Y no sólo sepultar en el olvido de la opinión pública –esa opinión pública tan dispuesta a prender las redes sociales con hashtags simbólicos como el 132 y ahora el 43 para después dejarles caer el balde de indiferencia que habrá de acallar el tema—decía, pues, no solo dispuesta a sepultar a esos 43, sino también a los tres que cayeron en el momento preciso de la agresión que emprendieron policías de Iguala y Cocula junto con delincuentes contra los chicos de entre 17 y 19 años de edad.

Esos tres de nombre Julio César Mondragón, Daniel Solís Gallardo y Julio César Ramírez Nava

Dispuesta también a olvidar a Aldo Gutiérrez Solano, quien vegeta en una cama de hospital, luego de que una de las balas de los agentes o los criminales del cártel “Guerreros Unidos” le perforara el cráneo y destruyera parte de su cerebro.

Y es que tras la conferencia de prensa donde Murillo Karam aseguró que la verdad histórica es que a los chicos los mataron, incineraron y luego sus restos fueron arrojados al río San Juan, llegaron los ecos reiterativos en los espacios noticiosos, salvo honrosas excepciones, de los dictámenes científicos citados por el abogado de la nación.

Se trata de toda una estrategia de comunicación, en la cual nada es casualidad.

Ayer, justo con motivo de la cuarta Jornada Global por Ayotzinapa, el secretario de Gobernación decía que Iguala se debía superar “con acciones y trabajo”.

Hoy, un día después de que los padres encabezaran la octava jornada, en la cual diferentes columnas partieron desde diferentes puntos de la ciudad de México rumbo al zócalo capitalino, como preámbulo del carpetazo que daría la PGR al caso, el presidente Enrique Peña Nieto hizo un llamado a los mexicanos a no quedarse atrapados por Ayotzinapa.

“Este momento en la historia de México, de pena y de tragedia y de dolor, no puede dejarnos atrapados, no podemos quedarnos ahí”, sostenía el mandatario.

Sin embargo, los padres no creen la versión oficial de los hechos y ante cada evidencia que, siguiendo a la PGR, comprueba a “plenitud” la hipótesis oficial, ellos antepondrán un argumento válido, independiente y sobre todo una peculiaridad de cada uno de sus hijos ausentes para recordarle a México que no son 43 chicos cualesquiera, sino 43 seres humanos únicos, distintos e irremplazables.

Categorías: política | Etiquetas: , , , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: